Estilo de vida

La importancia de cuidar el colesterol

La importancia de cuidar el colesterol

5 consejos para reducir el colesterol

El colesterol es una sustancia grasa natural presente en todas las células del cuerpo humano, esencial para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. El colesterol es fundamental para que funcione correctamente el flujo en las paredes de todas las células. El colesterol-HDL, o “colesterol bueno”, recoge la grasa de las arterias y la lleva hacia el hígado para ser eliminada. Niveles altos de colesterol bueno y bajos de colesterol malo favorecen la salud cardiovascular. Su presencia, además, participa en la producción de Vitamina D, ayudando a proteger la piel, e interviene en la formación de ciertas hormonas, como la tiroides o las hormonas sexuales.

Pero como ya sabes, no todo el colesterol es bueno para nuestro cuerpo. Altos niveles de colesterol LDL, o “colesterol malo”, en sangre pueden obstruir los vasos sanguíneos, aumentando el riesgo de enfermedades coronarias. Por eso, y porque una de sus causas es la herencia familiar, es muy importante realizar controles periódicos y prestar atención a nuestra alimentación, así como llevar un estilo de vida saludable que evite el sedentarismo e incluya actividad física varias veces por semana.

Desde Quaker queremos hablarte de 5 puntos sobre cómo ayudar a prevenir y reducir el colesterol malo en nuestro organismo:

  1. Reducir la ingesta de comidas grasas: Existen diversos motivos que pueden contribuir a elevar el colesterol en sangre, la alimentación es uno de ellos. Mantén una alimentación sana y equilibrada en la que predominen los productos bajos en grasas. Entre ellas, evita en la medida de lo posible las grasas saturadas que están presentes, principalmente, en los productos lácteos enteros, en los embutidos y en la bollería.
  2. Incrementar el consumo de grasas saludables: Las grasas mono-insaturadas y poli-insaturadas son muy necesarias en una dieta equilibrada, que se encuentran en alimentos como los frutos secos, los pescados azules (que también contienen omega 3) y los aceites de semillas (con omega 6).
  3. Aumentar la actividad física: Llevar un estilo de vida saludable y activo, además de aportar múltiples beneficios a nivel físico y mental, también ayuda a reducir el riesgo de tener colesterol alto.
  4. Dejar de fumar: El consumo de tabaco tiene evidentes riesgos para la salud. Y no sólo relacionados con los pulmones y el sistema respiratorio, sino también con el cardiovascular. En general, las personas fumadoras presentan niveles más altos de colesterol malo e inferiores de colesterol bueno, lo que puede favorecer el riesgo de sufrir infartos y otras enfermedades cardíacas.
  5. El consumo de avena puede ayudar a reducir los niveles de colesterol. La avena es un cereal saludable porque posee beta-glucanos, un tipo de fibra soluble cuyo consumo, en la cantidad diaria recomendada*, favorece el control de los niveles de glucosa en sangre, así como la reducción de los niveles de colesterol.

En Quaker®, llevamos más de 130 años trabajando con avena para acercarte todos los beneficios de este cereal y dándote consejos para que disfrutes de un estilo de vida más saludable. Si quieres descubrir diferentes ideas para utilizar la avena en tus comidas, no dejes de visitar nuestra sección de recetas.

* Contribución de los beta-glucanos en el mantenimiento de los niveles normales de colesterol en sangre. El colesterol alto es un factor de riesgo en el desarrollo de enfermedades coronarias. Cada porción (40g) contiene un 47% de los 3g de beta-glucanos sugeridos al día. Las enfermedades coronarias tienen múltiples factores de riesgo y alterar uno de estos factores puede o no tener un efecto beneficioso. Aprobado por la Commission Regulation (EU) 432/2012 of 16/05/2012.