• crumble de manzana

Crumble de avena y manzana

Esta es una de esas recetas perfectas para reunir a toda la familia alrededor de la mesa: es fácil y rápida de hacer ¡pero muy resultona!
Si te gusta el sabor de la manzana asada y el contraste crujiente que le aporta el Cruesli, esta receta te enamorará. ¡Aún más si le añades el toque final de la nata o crema inglesa! 

Ingredientes

  • Para la mezcla de manzanas:
  • 2 manzanas
  • El zumo de medio limón
  • Miel o sirope de agave
  • Canela al gusto
  • Para el crumble:
  • 100 gr. de harina de trigo
  • 30 gr. de copos de avena Quaker
  • 20 gr de cruesli de frutos secos Quaker
  • 100 gr. de mantequilla fría
  • Azúcar moreno o miel
  • 100 gr. de frutos secos
  • Media taza de leche

Consejos

  1. Sirve el crumble con crema inglesa, nata, o yogur: el contraste caliente-frío le aporta un toque extra.
  2. Puedes sustituir la manzana por otra fruta como los arándanos, el melocotón o la pera.

Preparación

  1. Precalentamos el horno a 175° F y rociamos una cazuela apta para horno con spray antiadherente.
  2. Pelamos y troceamos las manzanas, quitándoles el corazón.
  3. Las vertemos en un bowl y las mezclamos junto con la canela, el sirope de agave y el zumo de medio limón. Reservamos.
  4. En otro bowl, mezclamos todos los ingredientes secos del crumble y poco a poco, vamos vertiendo la miel, la leche, la mantequilla y los frutos secos. Amasamos con las manos hasta conseguir una textura arenosa y un poco pegajosa.
  5. Si lo queremos, podemos añadir algún ingrediente como pasas, almendras, coco rallado o nueces.
  6. En una sartén, salteamos las manzanas con un poco de mantequilla hasta que queden doradas.
  7. Por último, en la cazuela para horno, vamos colocando una capa de fruta y una de crumble, alternando hasta finalizar el proceso.
  8. Horneamos la mezcla unos 30-45 minutos. Sacamos del horno y dejamos enfriar.
  9. Servimos con crema inglesa, natillas o queso batido. ¡Delicioso!

* El consumo de beta-glucanos, presentes en la avena, previene el aumento de glucosa en sangre después de las comidas, si se consumen al menos 3 g de beta-glucanos, contenidos en una ración de 40 g de avena. Además, los beta-glucanos contribuyen en el mantenimiento de los niveles normales de colesterol en sangre. El colesterol alto es un factor de riesgo en el desarrollo de enfermedades coronarias. Cada porción (40g) contiene un 47% de los 3g de beta-glucanos sugeridos al día. Las enfermedades coronarias tienen múltiples factores de riesgo y alterar uno de estos factores puede o no tener un efecto beneficioso. Aprobado por la Commission Regulation (EU) 432/2012 of 16/05/2012.

** Evidence of disturbed sleep and mood state in well-trained athletes during short-term intensified training with and without a high carbohydrate nutritional intervention. School of Sport, Exercise and Health Sciences, Loughborough University, UK. Agosto 2015.

*** La fibra de la avena contribuye a incrementar el bolo fecal y, con ello, a un sistema digestivo saludable. Aprobado por la Commission Regulation (EU) 432/2012 of 16/05/2012