• Roscón de Reyes

Roscón de Reyes

UN CLÁSICO DE LA NAVIDAD, AHORA ELABORADO CON AVENA

El roscón de Reyes es un clásico en el desayuno del día seis de enero. Hay muchos tipos: sin relleno, con relleno de nata o de crema, decorado con almendras, con frutas…

Esta receta de To Be Gourmet es una propuesta diferente de roscón ya que se ha sustituido la mantequilla por el aceite de oliva y buena parte de la harina por Copos de Avena Quaker. Lo presentamos sin relleno, para que sea más ligero, ¡pero sigue estando delicioso!

El proceso es algo laborioso (porque la masa tiene que reposar durante horas) pero muy fácil de hacer. Sólo hay que organizarse con los tiempos y tener paciencia. El resultado vale la pena y sorprenderás a todos con un roscón casero de lo más apetecible. ¿Te animas a prepararlo?

Ingredientes

  • Para la masa de arranque:
  • 40 g de leche entera
  • 5 g de levadura fresca
  • 1 cucharadita rasa de azúcar
  • 75 g de harina de fuerza
  • Para la masa:
  • 30 g de leche entera
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen
  • 1 huevo
  • 10 g de levadura fresca
  • 1 cuchara sopera de agua de azahar
  • 110 g de harina de fuerza
  • 110 g de copos de avena Quaker
  • 100 g de azúcar glas
  • 1 limón
  • 1 pizca de sal
  • Para adornar el roscón:
  • 1 huevo
  • Azúcar
  • Copos de Avena Quaker
  • Frutas confitadas

Preparación

  1. Para la masa de arranque:
  2. Empezaremos preparando la masa de arranque. Para ello, templamos la leche y deshacemos en ella la levadura.
  3. Incorporamos a la leche la harina y el azúcar y formamos una bola con la masa.
  4. Introducimos esa bola en un bol con agua templada hasta que flote. Unos diez minutos.
  1. Para la masa principal:
  2. Mientras reposa, comenzamos con la masa principal del roscón. En otro bol, repetimos la operación de deshacer la levadura en leche tibia.
  3. Añadimos el huevo batido, el azúcar, la piel rallada del limón, el aceite, el agua de azahar y la sal. Mezclamos.
  4. Con ayuda de un robot de cocina trituramos un poco los Copos de Avena Quaker para que queden más finos y los mezclamos con la harina.
  5. Incorporamos la harina al bol y también la masa de arranque que habíamos preparado y reservado. Mezclamos bien con la ayuda de una cuchara de madera y, cuando comience a presentar resistencia, lo pasamos a la mesa y comenzamos a amasar con las manos untadas en un poco de aceite para que la masa no se nos pegue.
  6. Dejamos que leve hasta que doble su volumen en un lugar libre de corrientes y tapada con un paño. Unas cinco horas.
  7. Una vez ha doblado su volumen la amasamos unos minutos, formamos de nuevo una bola, la envolvemos en film y la dejamos en la nevera toda la noche.
  8. Sacamos la masa de frigorífico dos horas antes de comenzar a manejarla para que se “despierte”.
  9. Damos forma al roscón colocando la masa sobre un papel de horno y realizando un orificio justo en el centro de la misma. Poco a poco, vamos dilatando ese orificio hasta que se haga más grande. Lo suficiente para que podamos colocar en su interior un aro metálico que nos sirva de tope para que no se cierre al levar.
  10. Introducimos el aro metálico en el centro y la dejamos reposar una media hora más.
  11. A continuación, pintamos la masa con huevo batido, colocamos unos montoncitos de azúcar humedecido y, seguidamente, espolvoreamos con copos de avena.
  12. Mientras, precalentamos el horno a 200º, calor arriba y abajo.
  13. Horneamos durante unos 20/30 minutos hasta que la masa esté hecha. Cuando reste aproximadamente un tercio del tiempo de horneado, bajamos la temperatura a 180º.
  14. Dejamos reposar sobre una rejilla y, cuando esté frío, retiramos el aro suavemente y con la ayuda de un cuchillo. ¡Listo para degustar!

* El consumo de beta-glucanos, presentes en la avena, previene el aumento de glucosa en sangre después de las comidas, si se consumen al menos 3 g de beta-glucanos, contenidos en una ración de 40 g de avena. Además, los beta-glucanos contribuyen en el mantenimiento de los niveles normales de colesterol en sangre. El colesterol alto es un factor de riesgo en el desarrollo de enfermedades coronarias. Cada porción (40g) contiene un 47% de los 3g de beta-glucanos sugeridos al día. Las enfermedades coronarias tienen múltiples factores de riesgo y alterar uno de estos factores puede o no tener un efecto beneficioso. Aprobado por la Commission Regulation (EU) 432/2012 of 16/05/2012.

** Evidence of disturbed sleep and mood state in well-trained athletes during short-term intensified training with and without a high carbohydrate nutritional intervention. School of Sport, Exercise and Health Sciences, Loughborough University, UK. Agosto 2015.

*** La fibra de la avena contribuye a incrementar el bolo fecal y, con ello, a un sistema digestivo saludable. Aprobado por la Commission Regulation (EU) 432/2012 of 16/05/2012