• Sticky brioches con avena y almendra

Sticky brioches con avena y almendra

PARA LOS AMANTES DE LA COCINA, UNA RECETA CON LA QUE SORPRENDERÁS ESTAS FIESTAS

Estos sticky brioches con avena y almendra que nos propone Eva, de Bake-Street, son una versión del tradicional brioche. Se trata, también, de masa enriquecida, pero para llevarla a cabo se ha utilizado una pequeña parte de leche que hace que esta versión sea ligeramente más sencilla. La receta original solo se elabora con huevos y mantequilla.

La masa apenas contiene azúcar, son el relleno y la cobertura quienes aportan el toque dulce a nuestro plato. En esta receta, Eva opta por un relleno de canela y azúcar moreno (o moscabado), muy aromático, pero por supuesto se puede modificar al gusto, consiguiendo tantas variedades como imaginéis: podemos rellenar nuestros sticky brioches con una crema de chocolate, con crema pastelera, crema de queso al caramelo… ¡Todo lo que se te ocurra quedará estupendo!

La cobertura de caramelo con Copos de Avena Quaker y almendra laminada es… sencillamente espectacular. El broche perfecto para coronar estos sticky brioches que, quedáis avisados, os van a encantar. Su preparación es algo laboriosa, así que toma nota y ¡manos a la obra! 😉

Ingredientes

  • Para la masa (para 12 brioches):
  • 265 g de harina de trigo (de fuerza)
  • 55 g de leche entera
  • 2 huevos grandes
  • 125 g de mantequilla fría
  • 3,5 g de levadura seca
  • 35 g de azúcar blanco granulado
  • Una pizca de sal
  • Para el relleno:
  • 70 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 70 g de azúcar moreno (o moscabado oscuro)
  • 1 cucharadita y media de canela en polvo
  • Para la cobertura de caramelo con avena:
  • 255 g de azúcar moscabado claro
  • 165 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 30 g de miel
  • 2,6 g de pasta de vainilla
  • 100 g de copos de avena Quaker
  • 70 g de almendra laminada

Preparación

  1. PRIMER DÍA:
  1. Preparamos la masa de brioche:
  2. En primer lugar, cortamos la mantequilla en cuadrados. Reservamos.
  3. En un bol amplio, añadimos la harina junto con la sal y el azúcar, mezclamos. Incorporamos la levadura seca y volvemos a mezclar.
  4. Integramos los huevos ligeramente batidos junto con la leche y mezclamos con ayuda de la espátula. Obtendremos una mezcla muy pegajosa.
  5. Cuando la textura sea más o menos homogénea, pasamos a una superficie de trabajo, sin nada de harina, y comenzamos a trabajar la masa realizando el amasado francés (con las manos, con movimientos amplios para que la masa se llene de aire). Es una masa muy pegajosa a la hora de manipularla, de modo que hay que tener paciencia a la hora de trabajarla.
  6. Combinaremos reposos con amasados tapando la masa para evitar que se encostre; amasamos 4 minutos, dejamos reposar 3-4 minutos.
  7. Una vez que tengamos la masa lista, procedemos a incorporar la mantequilla, previamente troceada. De nuevo, con paciencia y añadiéndola poco a poco.
  8. Amasamos bien hasta integrarla por completo en la masa. Repetimos con el resto de mantequilla hasta que integremos su totalidad.
  9. Cuando tenga una textura suave, lisa, tersa, la masa estará lista.
  10. Engrasamos un bol e introducimos la masa en él, cubrimos con film de plástico y dejamos levar en un lugar cálido hasta crecer 1/3 de su volumen. Tardará alrededor de 2 horas y media.
  11. Posteriormente, guardamos en el frigorífico hasta el día siguiente.
  1. SEGUNDO DÍA:
  1. Preparamos el relleno:
  2. En un bol mediano mezclamos la mantequilla junto con el azúcar moscabado y la canela.
  3. Cubrimos con film y reservamos.
  1. Preparamos los brioches:
  2. Sacamos la masa del frigorífico y la estiramos bien con ayuda de un rodillo sobre una superficie ligeramente enharinada. Formamos un rectángulo de 30×35 cm.
  3. A continuación, colocamos la masa sobre una lámina de papel de hornear y disponemos el relleno. Con ayuda de una espátula pequeña repartimos el relleno de canela por toda la superficie dejando sin cubrir 2 cm de cada lado.
  4. Enrollamos de modo que el lado más largo sea la longitud de nuestro rollo.
  5. Refrigeramos mientras preparamos el molde.
  1. Preparamos la cobertura de caramelo:
  2. En un molde mediano, mezclamos la mantequilla junto con el azúcar, la miel y la vainilla. Reservamos.
  3. En otro bol, mezclamos los Copos de Avena Quaker con las almendras laminadas.
  4. Utilizaremos un molde para muffins. Disponemos 1 cucharada aproximadamente de la mezcla de mantequilla y azúcar en cada hueco.
  5. Seguidamente, repartimos la mezcla de avena en los 12 huecos y aplanamos ligeramente la mezcla.
  1. Cortamos los brioches:
  2. Con ayuda de una rasqueta metálica o un cuchillo afilado, cortamos el rollo de brioche en 12 partes iguales. Alrededor de 3 cm de grosor cada uno.
  3. Colocamos cada pieza en un hueco de la bandeja de muffins y aplanamos.
  4. Cubrimos con un paño de algodón y dejamos levar hasta que dupliquen su tamaño. Alrededor de 2 horas y media.
  1. Horneamos los sticky brioches:
  2. Precalentamos el horno a 180ºC, alrededor de 20 minutos antes de hornearlos.
  3. Introducimos los brioches a media altura y horneamos durante 22 minutos. Tomarán un bonito color dorado. Para asegurarnos que están listos, pinchamos con un termómetro de horno, la temperatura debe rondar los 88-92ºC.
  4. Sacamos del horno, colocamos la rejilla sobre la bandeja y volteamos para sacarlos del molde. Lo ideal es que lo hagáis sobre una bandeja forrada con papel de horno porque caerá algo de caramelo y manchará la superficie donde lo hagáis.Dejamos enfriar sobre una rejilla. ¡Listos!

* El consumo de beta-glucanos, presentes en la avena, previene el aumento de glucosa en sangre después de las comidas, si se consumen al menos 3 g de beta-glucanos, contenidos en una ración de 40 g de avena. Además, los beta-glucanos contribuyen en el mantenimiento de los niveles normales de colesterol en sangre. El colesterol alto es un factor de riesgo en el desarrollo de enfermedades coronarias. Cada porción (40g) contiene un 47% de los 3g de beta-glucanos sugeridos al día. Las enfermedades coronarias tienen múltiples factores de riesgo y alterar uno de estos factores puede o no tener un efecto beneficioso. Aprobado por la Commission Regulation (EU) 432/2012 of 16/05/2012.

** Evidence of disturbed sleep and mood state in well-trained athletes during short-term intensified training with and without a high carbohydrate nutritional intervention. School of Sport, Exercise and Health Sciences, Loughborough University, UK. Agosto 2015.

*** La fibra de la avena contribuye a incrementar el bolo fecal y, con ello, a un sistema digestivo saludable. Aprobado por la Commission Regulation (EU) 432/2012 of 16/05/2012