• Tarta de manzana con streusel de avena

Tarta de manzana con streusel de avena

SORPRENDE CON UNA TARTA DE CORAZÓN TIERNO Y SUPERFICIE CRUJIENTE

Las tartas de manzana son un clásico de la repostería. Más en esta época del año en la que podemos encontrar una amplia variedad de manzanas en gran abundancia. ¡Existen tantas variantes de tartas de manzana! La propuesta que te traemos hoy, de la mano de Virginia, de Sweet and Sour, viene recubierta de un delicioso streusel de avena, que da a nuestra receta un sabor único y un toque crujiente.

El streusel es un clásico de la gastronomía alemanda. Una combinación de ingredientes que se reparte sobre la superficie de pasteles o tartas y aporta un sabor diferente y una textura crujiente a tu postre. El streusel suele prepararse con harina, mantequilla y azúcar. En esta receta le damos un toque diferente, añadiendo a la mezcla Copos de Avena Quaker. ¿Te animas a probarlo?

Ingredientes

  • 250 g de masa quebrada comprada (1 lámina)
  • Para el relleno de manzana:
  • 750 g de manzana reineta o Granny Smith (unas 3-4 grandes)
  • El zumo de 1 limón
  • Un puñado de pasas previamente remojadas
  • 60 g de mantequilla
  • 90 g de azúcar
  • Para la crema:
  • 4 huevos grandes
  • 45 g de azúcar moreno
  • 30 g de harina de trigo
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 cucharada de ron o el licor que tengáis a mano (opcional)
  • 180 ml de “creme fraiche” o nata fresca (puede sustituirse por queso cottage, yogurt tipo griego, leche evaporada o nata)
  • Para el streusel de avena:
  • 150 g de harina de trigo integral
  • 115 g de mantequilla derretida
  • 90 g de azúcar
  • 50 g de Copos de Avena Quaker ligeramente triturados
  • 1 cucharadita de levadura
  • ½ cucharadita de canela molida
  • ¼ cucharadita de sal
  • Un molde redondo alto, de unos 20-22 cm

Preparación

  1. Precalentamos el horno a 180ºC, con calor arriba y abajo.
  2. Untamos el molde con mantequilla (recomendamos que sea redondo y con una profundidad de unos 20-22 cm) y colocamos la lámina de masa quebrada en su interior, con cuidado de no estirarla. Si la estiramos, encogerá al hornearse.
  3. A continuación, pinchamos la base de la masa con un tenedor y la cubrimos con papel de horno, colocando unas legumbres secas o pesos de cerámica sobre el papel. Horneamos 20 minutos en blanco. Extraemos del horno, retiramos el papel y los pesos y dejamos entibiar.
  1. Para el relleno de manzanas:
  2. Mientras se hornea la base de masa quebrada, vamos preparando el relleno de manzanas. Empezamos pelando y descorazonando las manzanas y las cortamos en láminas no demasiado finas, bañándolas con el zumo de limón para que no se oxiden.
  3. Seguidamente, ponemos una sartén al fuego con la mantequilla, las manzanas y el azúcar y las cocinamos a fuego medio hasta que estén tiernas, pero no deshechas. Añadimos entonces las pasas remojadas, retiramos del fuego y dejamos entibiar. Reservamos.
  1. Para la crema:
  2. En un bol grande mezclamos los huevos, el azúcar, la nata fresca de leche (creme freiche), el extracto de vainilla, el licor y la harina, hasta obtener una crema homogénea. Reservamos.
  1. Para el streusel de avena:
  2. En un bol mediano mezclamos la harina, los Copos de Avena Quaker previamente triturados, el azúcar, el gasificante (levadura), la canela y la sal. Añadimos la mantequilla derretida y, con un tenedor o con las propias manos, lo mezclamos todo hasta obtener unas migas gruesas. Reservamos.
  1. Para el montaje:
  2. Añadimos al bol de la crema, el relleno de manzanas cocinadas y escurridas.
  3. A continuación, volcamos el relleno de crema y manzanas sobre la base de masa quebrada ya horneada.
  4. Cubrimos de inmediato con el streusel.
  5. Horneamos nuevamente durante unos 50 minutos, o hasta que al pinchar con la punta de un cuchillo el centro de la tarta, éste salga limpio.
  6. Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla. Lista para disfrutar.

* El consumo de beta-glucanos, presentes en la avena, previene el aumento de glucosa en sangre después de las comidas, si se consumen al menos 3 g de beta-glucanos, contenidos en una ración de 40 g de avena. Además, los beta-glucanos contribuyen en el mantenimiento de los niveles normales de colesterol en sangre. El colesterol alto es un factor de riesgo en el desarrollo de enfermedades coronarias. Cada porción (40g) contiene un 47% de los 3g de beta-glucanos sugeridos al día. Las enfermedades coronarias tienen múltiples factores de riesgo y alterar uno de estos factores puede o no tener un efecto beneficioso. Aprobado por la Commission Regulation (EU) 432/2012 of 16/05/2012.

** Evidence of disturbed sleep and mood state in well-trained athletes during short-term intensified training with and without a high carbohydrate nutritional intervention. School of Sport, Exercise and Health Sciences, Loughborough University, UK. Agosto 2015.

*** La fibra de la avena contribuye a incrementar el bolo fecal y, con ello, a un sistema digestivo saludable. Aprobado por la Commission Regulation (EU) 432/2012 of 16/05/2012